La posición corporal y la expresión del rostro mandan sobre la voz. Cuando hablas por teléfono, si abandonas tu cuerpo, no controlas tu voz. — Teresa Baró (@tbarocatafau)

Publicado desde WordPress para Android

Anuncios